EL MUNDO ES TUYO PERO TIENES QUE GANÁRTELO

EL ESCENARIO SE DESPLAZA HACIA ORIENTE

La historia abunda en ejemplos de ascendencia y progreso
de naciones y civilizaciones y nos enseña que, indistintamente de qué tan
fuerte o imperialista sea, ningún país conserva eternamente su categoría o
potencia. En la actualidad, los esplendores de Mesopotamia, Egipto y Roma sólo
quedan en las páginas de los libros.

Estas fluctuaciones históricas
traen consigo los cambios de liderazgo conforme un país pasó la estafeta a
otro. Disponemos de numerosos ejemplos, incluso en los últimos siglos: España
cedió el liderazgo a Inglaterra, que le entregó el bastón de mando a Estados
Unidos. Ahora ese bastón está llegando a Japón y a otros países del Pacífico.
Hoy podemos ver que el centro de la civilización se está desplazando hacia el
Oriente.

De manera que Corea también
figura ahora en el escenario, y el mundo ha comenzado a prestarle atención.
Esto significa que ustedes los jóvenes coreanos serán líderes durante una época
de gran internacionalización. He dicho con optimismo que si mi generación es la
última de una República de Corea en proceso de desarrollo, la de los jóvenes
coreanos actuales será la primera de una República de Corea que se contará
entre los países avanzados. Ahora les corresponde a ustedes la imponente responsabilidad
de ser la primera generación de coreanos que figuren como líderes en el
escenario internacionales.

Si entre ustedes hay algunos que
se sientan decepcionados por haber nacido en un país pequeño y menos
desarrollado como Corea. Que piensan que hubiera sido magnífico haber nacido
en, por ejemplo Estados Unidos, Francia o algún otro país industrializado,
entonces reconsideren su opinión. Sí, en la actualidad estamos atrás de esos
países, pero conforme el Sol se pone en el Oeste, sale para nosotros en el
Este. Debieran estar agradecidos por haber nacido en la República de Corea,
porque la historia nos está llevando al centro del mundo. De manera que, como
pueden ver, nacieron para ser líderes en el escenario mundial, líderes de la
época internacional. ¿Cómo podrían dejar de agradecerlo?.

Hasta hace apenas 20 años,
nuestro país era pobre y no teníamos virtualmente influencia alguna en el plano
internacional éramos ranas en un pozo. Pero mi generación se sobrepuso a esas
circunstancias adversas, construyó una economía fuerte y comenzó a incursionar
en el escenario mundial. Esa fue la primera vez, desde el período de los Tres
Reinos (57 a. C. A 669d.C.), que Corea se aventuró en el exterior como un país,
poniendo fin a la antigua reputación de ser “El reino ermitaño”.

Naturalmente, teníamos que mirar
hacia el mundo para sobrevivir. Tenemos una alta densidad de población –la
tercera más alta del mundo, después de Bangladesh y Taiwán- en un territorio
pequeño, y una seria carencia de recursos naturales. De manera que no nos
quedaba otra alternativa que buscar la supervivencia más allá de nuestras
fronteras.

Pero esa ha dejado de ser la
única razón, de nuestro interés en el mundo exterior. Conforme nos desplazamos
hacia el centro del escenario el mundo nos llama, y los jóvenes coreanos
ocuparán el escenario como líderes del mundo nuevo de la internacionalización.
Y como líderes de ese nuevo mundo, ustedes jóvenes, deben tener una base
sólida: tener valores acordes con él, su visión de ser más amplia y deben estar
dispuestos para recibir positivamente diversos cambios nuevos y asombrosos.

También necesitas cultivarte lo
mejor posible, pues no todos tus competidores son tus amigos. Tienes que abrir
los ojos y ver la realidad del mundo: los jóvenes de Estados Unidos, China y
otros países son competidores formidables que también se han propuesto ser
líderes del futuro: con ese fin, se dedican a leer y a aporrear sus
computadoras hasta bien entrada la noche. Los rivales que no alcanzas a ver son
los que realmente cuentan.

De manera que me agradaría darles
algunos consejos útiles sobre cómo convertirse en líderes de la sociedad
internacional.

Tienen que estudiar idiomas
extranjeros: para llegar a tener una orientación internacional y con el tiempo
ser líderes de la sociedad internacional, es necesario que puedan hablar con
personas de otros países. Como mínimos, deben hablar inglés con soltura, y
sería conveniente que dominaran por lo menos otro de los principales idiomas
extranjeros como chino, francés, ruso, japonés, alemán y español. Si no lo
hacen, se convertirán en sordomudos en cuanto salgan del aeropuerto
internacional Kimpo, en Seúl.

Claro está que sería mejor que la
gente de otros países aprendiera a hablar coreano; en verdad creo que si
hacemos valer nuestra fuerza en el escenario internacional, llegará el día en
que los extranjeros aprenderán a hablar coreano. Pero como aún falta mucho
tiempo para ese día, a nosotros nos toca aprender otros idiomas con el fin de
participar en el campo internacional.

Luego es esencial aprender a
conducir automóviles, así como a operar computadoras. Deberán estar preparados
para todo, sea lo que sea, puesto que es fácil que les suceda algo inesperado.
Es indudable que las dos cosas, la conducción de automóviles y los
conocimientos de computación, serán esenciales en los próximos años. En Corea
hemos presenciado en años recientes el auge, y se puede dar por hecho que
continuará. En el futuro cercanos, las computadoras será componentes esenciales
de la vida en el hogar, en las aulas y prácticamente en todos los lugares de
trabajo. De manera que quisiera hacer hincapié en la necesidad de contar con
licencia de conductor y conocimientos de computación. Conviene que los
consideres como medios esenciales para manejar los cambios por venir en la
sociedad coreana.

Hay algo más que necesitarás como
parte de tu preparación para el ingreso en el escenario mundial: la habilidad,
la confianza y el valor para saber manejar cualquier situación que se te
presente y a cualquier otra persona.

La capacidad y los conocimientos
técnicos de los coreanos pueden igualarse a los de los nacionales de cualquier
otro país. Me han impresionado mucho las plácticas dadas por nuestro personal
en Sudán, Libia y otros países africanos. Durante los trabajos hechos en colaboración
han demostrado gran confianza en sí mismos frente a estadounidenses, japoneses
y otros hombres de negocios de alrededor del mundo. Un empleado nuestro que
puede demostrar su capacidad total en África puede hacer lo mismo en cualquier
parte, porque tiene el valor y la confianza que le permiten desempeñarse de la
manera posible, en cualquier ocasión.

A nuestros vendedores más
ambiciosos y prometedores siempre los envío primero a África o al Oriente
Medio, porque esas áreas son las más difíciles para nosotros. Y una vez que
tienen algunos años de experiencia allí, los envío a Estados Unidos, Gran
Bretaña y otros países industrialmente adelantados. Si han cultivado el valor
para adaptarse a los medios más difíciles, podrán ir a cualquier parte y obtener
buenos resultados.

*                                  *                                  *                                  *

Ciertos fenómenos son sintomáticos de la decadencia de una
gran civilización; ello ha sido cierto a través de la historia
independientemente de la civilización o nación de que se trate. La creatividad
disminuye, la ética decae y el hedonismo prolifera. A veces nos referimos a
tales fenómenos como las enfermedades de los países avanzados. Y cada vez es
mayor la cantidad de voces que expresan con esos términos sus preocupaciones
acerca de los Estados Unidos de hoy en día.

No cabe duda de que debemos
aprender lo que podamos sobre lo positivo de los países avanzados, pero no hace
falta que adquiramos sus males. Actualmente existe la tendencia entre los
jóvenes de Corea de aceptar en forma incondicional todo lo que procede en Occidente,
pero no tienen necesidad de imitar lo negativo. Esos países han sido líderes en
el escenario mundial, pero ahora están dejando poco a poco su papel de
protagonistas.

Durante las décadas recientes
intentamos imitar a los países avanzados con las banderas de la modernización,
la industrialización y la occidentalización. Pero no hay necesidad de que un
sol que nace siga el ejemplo de uno que se pone. Esos países han envejecido,
mientras que nosotros somos jóvenes. El Sol en los países que surgen brillará
más intensamente. Di cuando jóvenes imitamos lo malo de los viejos, entonces
dejaremos un escenario igual al que ellos dejaron, en vez de estar preparándonos
para ocupar el centro. El mundo dirige su atención hacia nosotros, y a ustedes les
tocará mostrarle nuestra juventud, nuestra vitalidad y nuestra capacidad.

Como hombre experimentado, confío
y espero con fervor que asumirán toda su responsabilidad como líderes de la
nueva época de internacionalización, y de una nueva historia mundial.

No se olviden ni por un momento
de que ustedes son la primera generación de Corea en ocupar el centro del escenario
y en inaugurar la próxima época de plena internacionalización.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s